Incondicionales - Escritos - Todo o nada, agente 019 en acción VI



Este escrito se hizo para ser publicado en los foros de Luis Miguel en internet en 2002 y en una lista literaria.  Se prohíbe su publicación en cual quier otro sitio que no sean los antes mencionados sin la debida autorización. En 2006 se realiza una versión de radionovela para emitir por la Luis Mi Radio.





TODO O NADA, AGENTE 019 EN ACCIÓN

Capítulo 6 




Una a una se encienden las luces del centro comercial. Micky voltea a cada uno de los sectores. Algo de luz solar ya se había empezado a colar, pero poca debido a la arquitectura del edificio. Ruidos metálicos... Un ejército de hombres con sus instrumentos de trabajo cercan a Micky, el enceguecido, cansado... no entiende lo que ve: hombres con baldes, escobas y lampasos... que le hablan en lengua extraña. Era evidente, aquello no era la mafia, sólo el servicio de limpieza del centro comercial. Micky se enfureció por la escena Fellinesca, y salio del local; tomo un taxi y fue al hotel. 

En la televisión pasaba la publicidad de la pelea de Oscar de la Hoya, que se llevaría a cabo esa misma noche, 21 hr. de Nepal, transmitido en directo desde Las Vegas. Micky entra enfurecido a la habitación. 

-Y esto que cuernos es??? 

-Nada verdad?- pregunto a media voz Alex 

-¿Nada...?- respondió con disgusto -Sólo toda una noche como un idiota en el centro comercial, "nada", bah! 

-Tiene que haber una explicación. 

-Me importa un cuerno la explicación. Ya mismo nos vamos a Bagdag, ya es 5 y mañana tenemos show ahí. No veo la hora de terminar con... 

-Pero estas seguro... 

-¡Si! 

En medio de la conversación, entra Fulana, que escucha e interrumpe. 

-Micky, puedo hablar contigo 

-¿Que pasa? 

-Me siento mal, podrías llamar a un médico.

 Fulana se sentó en uno de los sillones de la suite, compungida. Micky le hizo una señal a Alex, quien fue a su suite a llamar a un médico. 

-¿Qué tienes? 

-No sé... algo que habré comido... me siento mal... 

Mientras el médico atendía a Fulana con la ayuda de una asistente de la cia,. discográfica que les traducía, Micky se reunió con Alex y Castillo. 

-Esto me tiene harto... ¿Se sabe algo? 

-Si- respondió atento Castillo -hubo cambio de planes, eso recién lo sabemos, al parecer hay alguien más en medio... se supone que algo grande se esta cocinando 

-Me importa un cuernos lo que se este cocinando en la Mafia, ¿yo como salgo de esta? Yo no tengo nada que ver con esto 

-Es verdad, pero...- Castillo lo mira a Alex, continua su manager 

-Micky, la Interpol tiene fotos tuyas... bueno, las fotos de alguien se que hace pasar por ti, pero ellos entienden que eres tú... Acaban de librar una orden de captura internacional. 

-¿¿¿Qué????- Luis Miguel de un grito se levanta y camina de lado a lado por la suite. 

-¿Y eso a que viene, están todos locos? 

-Sería el fin de tu carrera 

-Qué disparates dices, qué cuernos tengo que ver yo con todo esto, que me lo aclaren 

-Lo mejor es seguir este juego- agrega Castillo 

-Juego un cuernos!!!! Ya mismo nos vamos a Francia a hablar con la gente de la Interpol, Alex quiero que hables con la Cancillería mexicana y la embajada de México en Francia... 

-¿Y el concierto de mañana y pasado? 

-Al cuerno con esos conciertos Alex, entiende que hay algo más importante que eso ahora. Ya mismo comunícate con Cancillería y con la Embajada, si es necesario con Presidencia de la Nación- Alex asiente y sale de la suite, Micky se dirige a Castillo- Necesito saber todo lo que sepan los payasos del Servicio Secreto, si es que saben algo esos idiota!!! Necesito saberlo todo, ¡ahora!- Castillo sale también de la suite. 

En ese mismo momento, el medico y la traductora salen de la habiatación en la que esta Fulana. 

-¿Qué tiene? 

-Nada importante- le responde la asistente de la cia discografia que traducía- sólo algo que le habrá caído mal, nada mas... 

-¿Puede viajar entonces? La asistente intercambia palabras con el médico y en castellano le responde a Micky: 

-Si, no habría inconveniente. 

Ambos salen de la suite, y Micky va a la habitación a hablar con Fulana. 

-¿Te sientes mejor?- Fulana no responde, dolorida -Debemos irnos ahora mismo, es preciso que prepares tu equipaje, o puedo enviar a alguien para que te ayude, pero cuanto antes debemos irnos.- Micky le besa la frente. -Mmm... un poquito de fiebre... ya te pondrás bien, dijo el médico que no era nada grave solo un poco de mimos... Enviaré a alguien para que arme tu equipaje.- 

Luis Miguel se va de la habitación en donde reposaba Fulana hacia el estar de la suite para concentrar su atención en los papeles de la investigación que seguía Castillo y estaban en un escritorio, de espaldas a la habitación de Fulana. 

-¿Cómo es que nos vamos? 

Sin darse vuelta -Es necesario irnos Fulana, sólo eso. 

-No nos podemos ir 

-Por los shows... eso no es problema, tengo asuntos más importantes que tratar 

-Ibas a ver la pelea de Oscar de la Hoya, por que cambiarte de opinión 

-Ya te lo dije, tengo asuntos más importantes...- Micky continuaba atento a los papeles, sin voltear hacia Fulana a quien sentía cerca. Deja los papeles de lado, y alzando la mirada al techo, buscando un respiro agrega -En esto esta en juego mi vida, Fulana 

En ese instante siente algo frío en su nuca... y la voz determinante de Fulana 

-También en esto esta en juego mi vida, Micky. No puedo dejarte ir de Katmandu... Es tu vida o la mía 

Micky voltea despacio y ve a Fulana con un arma apuntándole -Ya lo he hecho otras veces, no te molestes en ponerme caritas... Mira Micky, mi misión era tenerte controlado, siempre funciono a la perfección... Ahora necesito que permanezcas en Katmandú hasta mañana, no importa si vivo o muerto, pero no puedo dejar que te pasees por Paris, no en este momento. También mi vida esta en juego, y para mi vale más la mía que la tuya. Lo siento amigo, amarte fue un placer... 


Fulana sujeta con fuerzas su arma, la sube a la altura de la entreceja de Luis Miguel... sus ojos fijos y fríos sobre los ojos de Micky, su pulso controlado... las prioridades estaban claras para ella. Gatilla el arma... y dispara

- Continúa... -




Ultima actualización: junio 2006 - abril 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario