Incondicionales - Escritos - Todo o nada, agente 019 en acción I



Este escrito se hizo para ser publicado en los foros de Luis Miguel en internet en 2002 y en una lista literaria.  Se prohíbe su publicación en cual quier otro sitio que no sean los antes mencionados sin la debida autorización. En 2006 se realiza una versión de radionovela para emitir por la Luis Mi Radio.





TODO O NADA, AGENTE 019 EN ACCIÓN

Capítulo I 
Luis Miguel termina su gira de conciertos,
pero algo esta por comenzar... 



Luis Miguel da el último concierto de su gira, y cuando creía que todo había acabado y sólo quedaba descansar, descubre que el destino tiene marcadas las cartas y cambia su rumbo sin aviso previo...
Suenan los últimos acordes de "Te propongo esta noche", Luis Miguel salta y canta las últimos versos mientras caen papelitos y estallan juegos artificiales. Luis Miguel, ya en el centro del escenario, saluda por última vez; un gran estallido corona el show y permite que desaparezca mágicamente como si se lo hubiera tragado la tierra. Debajo del escenario se encuentra Alex con toalla en mano. Micky la toma y todos emprenden la carrera hacia las camionetas para retirarse del estadio antes que lo haga el publico. 
-¡No puede ser! 
-¿Qué pasa Micky? 
-Olvide mi palm en el camerino 
-Voy a buscarla señor- interrumpe un guardaespaldas. 
-Llévala al hotel. Nosotros continuemos o empezará a salir la gente y puede haber un gran alboroto. 
Siguen caminando y suben a las camionetas. Ya en camino suena el celular de Alex... 
-Es Castillo, dice que la palm no esta por ningún lado. Alguien se la habrá robado. 
Micky pone mala cara, no responde. No era la primera vez que roban algo de su camerino mientras él está dando un show. En fin... no lo considero tan importante, la palm no era de gran valor (para él) y casi no había ingresado datos ahí ya que se la acababa de regalar su club de fans, sólo tenía los teléfonos de un empresario árabe que Alex anoto al no encontrar la suya, alguien que pretendía organizar una gira en Medio Oriente y unos pocos datos personales, pero como Micky nunca tiene la costumbre de registrar los apellidos sino que lo hace mediante los motes que se dan en privado, nadie adivinaría a quienes corresponden esos teléfonos. El asunto no tenia mayor importancia. 
Ya en el hotel, al abrir la puerta de su habitación encuentra en ella una veintena de hombres fuertemente armados. 
-Pase y tome asiento, calballero- atina uno a decirle mientras apunta su Itaca al pecho de Micky, quien queda inmóvil, pensando "otra alternativa" cuando el frío en su espalda del caño de otra Itaca lo empuja hacia dentro. 
-¿Qué significa esto? 
-¿A usted no le dicen acaso "El rey"? 
-Si. 
-Bien. Entonces no veo la razón de la pregunta. 
Desconcertado, pero sin perder el humor Micky desafía: 
-Pues, si lo que quieren es hacer un golpe de estado, yo el único "estado" que tengo ahorita es el de "cansado"... 
-Me gusta que no pierda el buen humor. 
-Y a mi no me gusta no saber que sucede. 
-No es necesario que disimule con nosotros, sabemos todo, tenemos su palm en nuestro poder. Sabemos muy bien quien es "usted".
Micky se recuesta sobre el respaldo del sofá sin perder la mirada de su interlocutor, el líder de la veintena de hombres vestidos de fajina, en negro, y fuertemente armados. 
-Recuerdemelo entonces... 
-Usted conoce a Mohammed... 
-¿El empresario árabe que quiere organizar una gira mía en Medio Oriente? Sí, lo conozco de nombre. ¿Qué hay con eso? 
-¿Usted sabe quien es Mohammed? 
-Aun no pedí referencias, no tengo en mente hacer giras en Medio Orien... 
-Es el más temido terrorista internacional 
-¡No sea ridículo! Ahora resulta que a los terroristas les gustan los boleros 
-Lo que le gustan son los dólares, y con sus boleros pueden obtenerlos. 
-Bien, basta de estupideces. Ni pienso ir a Medio Oriente así que ya se retiran de mi habitación... 
-Necesitamos que trabaje con nosotros. 
Con el fin de deshacerse de ellos, Micky apuesta: 
-Bien, déjemelo pensar 
-Por supuesto. Tiene cinco segundo -y apuntando con su Itaca la cabeza de Luis Miguel que esta a unos pasos suyos, agrega- cinco... cuatro... tres... 

Continúa... 

Capítulo I ← |  Index escritos  | → Capítulo III

Ultima actualización: junio 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario