Incondicionales - Escritos - Todo o nada, agente 019 en acción VIII



Este escrito se hizo para ser publicado en los foros de Luis Miguel en internet en 2002 y en una lista literaria.  Se prohíbe su publicación en cual quier otro sitio que no sean los antes mencionados sin la debida autorización. En 2006 se realiza una versión de radionovela para emitir por la Luis Mi Radio.





TODO O NADA, AGENTE 019 EN ACCIÓN

Capítulo 8 
Luis Miguel ...... 




El Sofía hablo, dio cuenta de toda la organización a la Interpol. Se libro captura internacional para el Gordo que esperaba en un hotelucho de Katmandú novedades de Sofi, ambos tenían la misión de custodiar a Micky. Al entrar a su habitación la policía se encuentra con un hombre muy parecido a Luis Miguel, cierran las historias y ambos son detenidos y llevados a México, en donde Castillo terminaba de cerrar también los lazos de la historia con la gente del Servicio Secreto Mexicano, y la Procuraduría General de la República les iniciaría juicio. 

Mientras tanto, en París... 

-La prensa ya se entero que suspendiste en Bagdad, y adivina qué... están diciendo que estiraste la pata, ya es la cuarta vez en el año, ¡vaya manía de morirse que tiene algunos! 

Alex le acerca el diario con la noticia, mientras Luis Miguel se dispone a tomar asiento para desayunar, ya instalados en la embajada mexicana en París. Entra el embajador al jardín de invierno con el jefe de la INTERPOL 

-Buenos días señores 

-Buenos Días embajador; Jefe buen día 

-Ya todo esta aclarado señor, en Katmandú fue detenido... 

-Si, ya me dijo Alex, ¡qué bárbaro! Pensar que yo intuí que estaba ese gordito cuando llegamos al aeropuerto... cuando Sofi tropezó- Alex asiente con la cabeza -pero lo que son las cosas, yo pensé que estaba seguro si tenía la prensa vigilando... ¡Qué bárbaro! ¿Y se sabe como ese gordito entro en la mafia...? 

-Si- responde el embajador -tanto era el empeño de la otra compania discográfica de perjudicarlo que hasta de eso fueron capaces... 

-¡Qué bárbaro!- Micky no podía dar crédito de lo que oía -¿Y los locos de medio Oriente ya saben que ese "Rey" apócrifo no soy yo? 

-Si, la noticia de su ausencia en Katmandú corrió rápido, aunque no tanto como para que el gordo y el farsante escaparan a la INTERPOL 

-Bien, ¿entonces todo esta en orden? El embajador mexicano y el Jefe de INTERPOL se buscan, bajan su mirada... 

-Algo así, señor... 

-¿Algo así...? 

-Es que hemos estudiado su intervención en este asunto, y... 



Las imágenes en el televisor muestran la flameante medalla, máxima distinción que otorga las Naciones Unidas y su presidente, en inglés, homenajeando al hombre en cuyo pecho la prende. La traducción simultánea se entremezcla con las palabras del presidente, los presente aplauden de pie. Las esposa del homenajeado, una mujer menuda de ojos color cafés (jejejejeje) le arrebata un beso y acaricia el rostro, él responde con una mirada cariñosa y una tibia sonrisa. El presidente lo invita a decir unas palabras. El anciano de 96, instintivamente se ajusta el nudo de la corbata y camina elegantemente hacia el pulpito, a unos pasos. Sus manos, grandes, fuertes, arrugaditas pero todavía bellas se apoyan sobre el roble que golpea suavemente mientras busca las palabras justas. 

Una mirada semejante a la suya, en primera fila, absorbe toda su atención; es la de una niñita de cinco años que sentadita con un osito en su regaso, aplaude con sus manitos pequeñitas a su abuelo mientras llora al no poder contener tanto orgullo, tanta emocion y tanta alegría. Al darse cuenta que su abuelo fijo en ella su mirada, lleva sus manitos a su boca, las besa y le tira a su abuelo un beso como si lo tratara de echar a volar. A su lado están sus padres, tíos, tías y primos, una familia grande, unida, bella. El viejo vuelve la mirada a su esposa, de pie a uno de los lados del escenario en el salón de Audiencias de Naciones Unidas, abrazada a otro de sus hijos. Lleva entonces una de sus manos hacia su boca, besa sus dedos y le devuelve el beso a su nieta. 

Finalizada la ceremonia, el rey Felipe de España lo felicita por todo lo que hizo en más de setenta años trabajando en pro de la seguridad mundial como agente secreto de la INTERPOL primero y luego presidente de dicha institución, disminuyendo la violencia y logrando el desmantelamiento de las mafias más crueles. El rey le golpea el hombro a Felipe y se excusa 

-La joya más valiosa de mi corona requiere mi atención, sepa usted entender majestad. 

Alza entonces en brazos a la princesita de cinco años, quien le quita la condecoración, se la prende al osito y luego de mostrárselo se lo da a su mamá para que lo cuide mientras ella besa y abraza a su abuelo. 

-¿Por qué te llaman rey, abuelo, si vos no tenés corona como en las películas? 

Micky rompe en carajadas mientras se retira de las Naciones Unidas, luego de ser receptor del mayor honor del mundo, a los 96 años, acompañado de su familia, feliz, pleno, y con muchas cosas bellas por vivir

- FIN -



Capítulo V ← |  Index escritos 

Ultima actualización: junio 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario